Springerle

12.01.2016

springerle-galletas-anis

Hola nuevamente, pues no se ustedes pero para mi el tiempo pasó rapidísimo y sin querer ya estamos a en Diciembre!!! Y para comenzar con recetas que tienen que ver con esta temporada hoy les dejo una receta muy alemana.  La verdad tengo dos recetas de la manera de como hacer este tipo de galletas, pero decidí que si son unas galletas con origen alemán pues primero probaría la receta alemana y el próximo año probaré las otras recetas, con otros sellos diferentes, sirve que me compro algunos otros.


Bueno debo decir que estas galletas están hechas hace ya 2 semanas, más o menos, pero escribo hasta ahora la receta, ya que deje que las galletas reposarán este tiempo en una caja para conseguir la consistencia adecuada según la receta que yo utilice.


galletas-springerle

Pues dicho esto, vamos a ir con la receta que lleva algunos ingredientes no tan difíciles de conseguir, eso si debemos emplear los moldes correspondientes para este tipo de galletas, y el tiempo adecuado, sin prisas, para que salgan lo más bonitas posibles, que de eso se trata además de que están muy ricas.😋




Ingredientes:

4 huevos (250gr)
500 g de azúcar glass
500 g de harina
1 puntita del cuchillo de Hirschhornsalz (bicarbonato de amonio)
1 cucharada de semillas de anis


Preparación:

Batir los huevos con el azúcar glass hasta que esta mezcla sea casi blanca, aproximadamente 20 minutos. En un bol por separado, tamizar el harina con el Hirschhornsalz y agregarlo a la mezcla de huevos, y mezclarlo todo hasta conseguir una masa.

Dejar esta masa en el refrigerador por 2 horas tapada en un film transparente. Pasado este tiempo, sacar la masa, dividirla en partes pequeñas ya que haremos las galletas una a una, para evitar que la masa se seque. Entonces tomamos una porción pequeña dependiendo del tamaño de nuestro molde, y estiramos con un rodillo de esos que tienen anillos para medir el grosor.

En mi caso las galletas tienen 6 mm de grosor, ponemos un poquito de harina sobre la superficie de trabajo, ponemos la masa, le ponemos harina al rodillo y estiramos, tomamos nuestro molde y con un pincel le ponemos harina por todas partes, procurando que llegue a todos los sitios, sacudimos un poco para quitar los excesos y marcamos en nuestra masa, retiramos con mucha paciencia y cuidado y recortamos con un cortador de galletas de la misma forma que nuestro molde,  con un cortador de pizza, eso depende del tipo de molde que estemos utilizando. 

Una vez cortadas, las dejamos encima de una bandeja preparada con papel de horno y ahí se quedarán de 24 a 48 horas secando a temperatura ambiente. Es importante respetar este tiempo, para que cuando entren al horno no se deformen al ser horneadas y conservemos intactos todos los detalles de las galletas.




Una vez secas, las tenemos que quitar de esta bandeja y antes de meterlas al horno debemos pasar por detrás el dedo mojado, o poner una toalla húmeda y dejarlas un momento encima, para que la parte de atrás se humedezca, y después las colocamos sobre una bandeja de horno preparada con un papel de horno y encima espolvoreamos semillas de anís, que se pegarán a la parte trasera de las galletas y le darán a las galletas un toque muy sutil a anís, que queda delicioso por aquello de que hay muchas personas a las que no les gusta este sabor por ser un poco fuerte.

Una vez listas todas las galletas las metemos al horno precalentado a 160ºC por 10 a 15 minutos, poniendo una bandeja vacía por encima de la nuestra con las galletas para que el calor no les llegue directamente y no salgan doradas por encima, que el detalle importante de estas galletas a parte del diseño es que queden muy blancas. 
Debemos estar al pendiente de ellas, para que no cambien de color, el tiempo que yo les indico es un tiempo estimado ya que cada horno calienta de manera diferente. Una vez listas, las sacamos y dejamos enfriar. Ya que estén frías, las pondremos en una caja de cartón por 2 semanas en un ambiente húmedo, para que tengan la consistencia adecuada, son crujientes por fuera pero suaves por dentro. Y además también se pueden congelar una vez frías en una bolsa perfectamente.


springerle-anis-galletas

Bueno estas galletas llevan su tiempo pero realmente valen la pena, y debemos tener mucha paciencia para que salgan muy bonitas. El próximo año probaré otra receta y veremos cual es la definitiva. 
Muchos saludos desde Michigan.


2 comentarios:

  1. Que coincidencia... Misma galleta y mismo molde... El lunes 05/12 publico yo.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Son preciosas Pati!! Siempre he querido hacer estas galletas pero no tengo moldes y como son caros nunca me los puedo comprar, pero en cuanto pueda me los compro y pruebo esta receta. Muchas gracias por compartirla con nosotros!!Besos

    ResponderEliminar